Va de pactos… ¿o no?

¿Quién dijo que la política es algo aburrido?

Hace unos días escribía un artículo en el que señalaba que no es fácil seguir la política española. Vamos a ver los últimos acontecimientos…

El PSOE ya tiene su acuerdo con Ciudadanos. Así que ahora, ¿qué podría hacer? Lanza cinco propuestas de acuerdo diferentes a Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular, Compromís, En Marea y En Comú. Antes era imposible llegar a un pacto, pero ahora parece un mercadillo, con Pedro Sánchez gritando: “paaaacto, quién quiere el siguiente paaaaacto”. De verdad: ¿a alguien le parece serio que quien puede ser su futuro presidente envíe cinco propuestas de acuerdo distintas a otras tantas fuerzas políticas?

Y claro, las/os de Ciudadanos se enfadan, porque se tienen que enfadar: “oigan, que acaban de pactar con nosotras/os y ahora están ofreciendo pactos a medida, ¿nos podéis ofrecer un pacto a medida también a nosotras/os? ¿Podemos entrar en la subasta y mejorar el pacto firmado?”. Y es que es para enfadarse: “¿es que pactar con nosotras/os no vale de nada? ¿Es que nuestra firma no vale que ahora que la tenéis rebajáis vuestras condiciones? ¿Es que somos las/os imbéciles que hemos firmado primero y ahora vais a dar cualquier cosa para conseguir otra firma?”.

¿Y las/os de Podemos? Estos ponen en la palestra a un tipo que aparenta quince años y al que parece que le han quitado la merienda en el patio del colegio hace un rato para hacerse respetar y decir que no aceptan la nueva propuesta, que son algo serio y a tener en cuenta y están enfadadas/os. Y este es el partido que, cuentan, domina la imagen y la comunicación…

Y a todo esto pasa por ahí un tipo solitario y aburrido que dice que es la unidad popular, Garzón. ¿Y qué dice Garzón? Que en la primera ronda votan que no. En la segunda ya se verá… y que si no hay presidente ya tiene un plan, y además lo anuncia: una mesa a cuatro con PSOE, Podemos y Compromís. ¿Pero es que no has visto que no? Que ya lo has intentado y te han dicho que no. Y no sólo te han dicho que no: te han dicho que no para irse con Ciudadanos. Pues bien, tu Plan B es volver a intentar el fracasado Plan A y hacer un gobierno progresista con quien ha pactado con Ciudadanos. ¡Estratega! ¡Visionario! Con un par de huevos, sí señor.

En cuanto PSOE y Ciudadanos llegaron al acuerdo las/os de Compromís se apresuraron a ofrecerse a firmar, fieles a su tradición de pillar cacho a cualquier precio, pero mientras firman y no firman Podemos e Izquierda Unida se desmarcan, y entonces se desmarcaron también: “¡Vaya! No imaginábamos que un pacto con Ciudadanos en la letra pequeña pudiera tener algún puntito divergente con nuestras políticas”. Y claro, volver a desdecirse… ojito con estas/os… han llenado la propuesta del PSOE de babas, pero con todo el mundo diciendo que no, no saben cómo decir que sí.

Y ojo, ¡hay más! Las/os de En Marea y En Comú, que no tienen grupo ni nada, y alguna/o es de Izquierda Unida y otras/os son de Podemos, pero todos van a ir a este grupo en el Parlamento –esto daría para otro capítulo- y deben haber remitido a Pablo Iglesias los respectivos acuerdos: “disculpa, Pablo, ¿quieres que pillemos cacho como alguna de las marcas blancas que hemos utilizado? Sí, que no vamos a tener grupo parlamentario, pero si queremos hacer como que somos grupo para apoyar a Pedro, él se deja”.

¿Y el Partido Popular? Si pensaban abstenerse ahora deben estar enfadadas/os: ¡¡ellas/os queriendo la gran coalición y el PSOE ofreciendo pactos al peso a cualquiera menos al PP!!

Valle-Inclán disfrutaría del espectáculo como un enano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *