Entrevista a Fani Rubert Alemán, cabeza de la Candidatura Feminista a las primarias de EUPV por Castellón

El capitalismo, en alianza con el patriarcado, está privando de derechos a las mujeres, está articulando nuevos espacios de subordinación e incrementando la explotación y feminizando la pobreza

El próximo ocho de noviembre EUPV celebra sus primarias autonómicas, en las que el conjunto de la militancia elaborará las listas con las que la coalición acudirá a las elecciones. Para la circunscripción de Castellón las/os afiliadas/os a EUPV tendrán la oportunidad de elegir a Fani Rubert Alemán (@Lluisa Michel) como candidata.

fanibn1webp

Esta castellonenca participa del Àrea de feminismes de EUPV, además de ser miembro de distintos órganos. Fuera de EUPV está organizada en varios movimientos sociales, como la Coordinadora Feminista pel Dret a Decidir de Castelló.

Abogada de profesión, el movimiento obrero no le es ajeno: ha sido sindicalista de Comisiones Obreras y trabajó para su servicio jurídico, siendo en la actualidad miembro de CGT.

Militante del célebre colectivo del Grau, representa en su figura lo que exige la lucha de clases: una unidad entre los movimientos sociales y la lucha política, con un importante bagaje en el movimiento obrero.

Sobre Fani Rubert Alemán se pronunciará, como señalábamos al comienzo, el conjunto de la militancia de EUPV, sin embargo, más allá de Castellón –su ámbito de lucha política- es, como tantas/os otras/os militantes, una figura anónima:

¿Tiene sentido que las/os alicantinas/os elijamos la lista que va a presentar la organización por Castellón?

En la nostra candidatura entenem que el projecte que defensa EUPV és un projecte de País, per la qual cosa és necessari que tota la militància, siga del munici que siga, expresse la seua opinió i les seues preferències respecte de totes les candidates que es presenten en qualsevol de les nostres comarques. Creiem que qualsevol de les nostres diputades a les Corts representa a tot el País Valencià i treballa en un projecte comú. Cada dia podem comprovar com diputades d’Alacant es desplacen a Castelló a nombrosos actes públics, reivindicatius, rodes de premsa, etc. I de Castelló a València i de València a Alacant. Sembla doncs raonable que tota l’afiliació tinga el dret de triar a totes les seues representants, a totes les que van a defensar el nostre programa pertot arreu, en totes les nostres comarques.

D’altra banda, creiem que EUPV ha de semblar-se el màxim possible al model de societat que defensa. Pel que fa a l’elecció de les nostres representants, si som contraries al sistema electoral que, com sabem, només beneficia a les majories protegint així el bipartidisme PP-PSOE i si una de les potes que suporta aquest sistema electoral és el model territorial de circumscripcions provincials que coneixem, creiem que no hem de caure en aqueix mateix error. Hem de superar el model electoral actual i hem de predicar amb l’exemple. Ens sembla un encert de EUPV que, tal com s’arreplega en els nostres estatuts, qualsevol militant puga votar als seus representants de tot el País.

En nuestra candidatura entendemos que el proyecto que defiende EUPV es un proyecto de País, por lo tanto es necesario que toda la militancia, sea del municipio que sea, exprese su opinión y sus preferencias respecto de todas las candidaturas que se presentan en cualquiera de nuestras comarcas.

Por otra parte, creemos que EUPV ha de parecerse lo máximo posible al modelo de sociedad que defiende. Por lo que respecta a la elección de nuestras representantes, si somos contrarias al sistema electoral, que, como sabemos, sólo beneficia a las mayorías protegiendo así el bipartidismo PP-PSOE, y si una de las patas que sustenta este sistema electoral es el modelo de circunscripciones provinciales que conocemos, creemos que no hemos de caer en el mismo error. Hemos de superar el modelo electoral actual y hemos de predicar con el ejemplo. Nos parece un acierto que en EUPV, tal y como se recoge en nuestros estatutos, cualquier militante pueda votar a sus representantes de todo el País.

Aunque las listas de las tres circunscripciones electorales son elegidas sólo por la militancia, la Presidencia a la Generalitat está abierta a simpatizantes: ¿Estás de acuerdo con el método? ¿Es una democracia a medias? ¿O debería ser sólo la militancia quien lo eligiese todo?

A la meua manera de veure, tan democràtic era el sistema de delegats que veníem utilitzant en EUPV fins ara com el que anem a utilitzar en les pròximes eleccions. És cert que com a organització hem de saber donar resposta a les demandes del carrer. Des de fa alguns anys, la política ha patit un descrèdit calculat per la dreta i el gran capital, que és qui controla la tramoia del poder. Aquest descrèdit ha reforçat la idea que totes I tots en política som iguals, cosa que únicament ha servit per a desmobilitzar a la classe treballadora i beneficiar l’immobilisme polític, el “quítate tu para ponerme yo” al que juguen PP i PSOE. Però açò ha canviat en temps més recents. Cada dia que passa, la gent va sent més conscient que en aquests moments, al País Valencià, si tenim alguna oportunitat de canvi real, d’un canvi transformador i no un simple pegat al que ara tenim, aquesta transformació passa per canviar les regles del joc a través de la política. Cada vegada més persones van prenent consciència del poder transformador que tenim com a classe treballadora, es van sentint més protagonistes de la possibilitat d’un canvi real, es van empoderant. La política ja no és únicament patrimoni de polítics professionals i les institucions. La política s’ha traslladat als carrers, a les places, als bars. Totes volem participar en la presa de decisions que marcaran les nostres vides i les de generacions futures. I és en aquest sentit en el qual entenem que s’ha d’emmarcar el procés de primàries que afrontem en EUPV. Aquesta reflexió ens porta a pensar que, si bé és cert que el procés d’elecció de les candidatures tant a les tres circunscripcions com a la presidència a la Generalitat és perfectament democràtic, obert a l’afiliació i a simpatitzants prèviament filtrats i registrats, seria molt més efectiu si fóra el més obert possible a la ciutadania. La militància d’EUPV, si es caracteritza per alguna cosa, és pel seu incansable treball al carrer. No hi ha moviment social que no compte amb el suport de la nostra gent. Si estem al carrer, perquè no obrir al carrer la possibilitat que trien a les seues candidates?. No podem anar contra el que aquelles a les quals aspirem a representar ens estan demanant. I ens demanen més participació.

A mi manera de ver tan democrático era el sistema de delegadas que veníamos utilizando en EUPV hasta ahora como el que vamos a utilizar en las próximas elecciones. Pero es cierto que como organización hemos de saber dar respuesta a las demandas de la calle. Desde hace algunos años la política sufre un descrédito calculado por la derecha y el gran capital, que es quien controla la maquinaria del poder. Este descrédito ha reforzado la idea de que todas y todos en política somos iguales, lo que ha servido para desmovilizar a la clase trabajadora y beneficiar el inmovilismo político, el “quítate tú para ponerme yo” al que juegan PP y PSOE. Pero esto ha cambiado en tiempos más recientes. Cada día que pasa, la gente va siendo más consciente de que en estos momentos, en el País Valencià, si tenemos alguna oportunidad de cambio real y no un simple parche a lo que ahora tenemos, esta transformación pasa por cambiar las reglas del juego a través de la política. Cada vez más personas van tomando consciencia del poder transformador que tenemos como clase trabajadora, se van sintiendo más protagonistas de la posibilidad de un cambio real, se van empoderando. La política ya no es únicamente patrimonio de políticos profesionales y las instituciones. La política se ha trasladado a las calles, a las plazas, a los bares. Todas queremos participar en la toma de decisiones que marcarán nuestras vidas y las de generaciones futuras. Y es en este sentido, en el que entendemos que se ha de enmarcar el proceso de primarias que afrontamos en EUPV. Esta reflexión nos lleva a pensar que, si bien es cierto que el proceso de elección de las candidaturas, tanto a las tres circunscripciones, como la presidencia de la Generalitat es perfectamente democrático, abierto a la afiliación y a simpatizantes previamente filtrados y registrados, sería mucho más efectivo si fuera lo más abierto posible a la ciudadanía. La militancia de EUPV, si en algo se caracteriza, es por su incansable trabajo en la calle. No hay movimiento social que no cuente con el respaldo de nuestra gente. Si estamos en la calle, ¿por qué no abrir a la calle la posibilidad de que elijan a sus candidatas y candidatos? No podemos ir contra lo que aquellas a las que aspiremos a representar nos están pidiendo. Y nos piden más participación.

Encabezas una lista exclusivamente compuesta por mujeres: ¿de dónde surge la idea? ¿Por qué sólo mujeres?

Nosaltres som un grup de dones que hem decidit, amb humilitat però amb molta il·lusió, presentar-nos a les primàries d’EUPV. Som una candidatura anticapitalista, amb companyes de la lluita feminista, la PAH, del moviment LGTBI, de la plataforma ecologista “Petroli no, Columbretes Netes”, del moviment obrer, de la lluita internacionalista “Associació d’Amistat amb Cuba José Martí” i amb joves actives en el moviment estudiantil y en el moviment animalista.

Hem presentat una candidatura de dones amb l’objecte de visualitzar de forma clara la necessitat d’apostar pel feminisme en tot projecte transformador, com el que defensa EUPV. Sens dubte, el feminisme és una prioritat política. La candidatura està únicament integrada per dones perquè hem cregut que així donàvem major èmfasi a la nostra reivindicació feminista, sense voler dir amb açò que en altres candidatures no hi haja dones i homes feministes. Però hem cregut que aquesta decisió, si vols una miqueta simbòlica, ajudaria a enriquir a la pròpia organització. En els pocs dies que portem de campanya ja hem vist que ha fet efecte. En els primers dies de la campanya, la qüestió feminista era marginal en els discursos de les candidates i candidats de les diferents llistes. Ara tothom utilitza uns minuts del seu discurs per a parlar de feminisme. Açò és bo.

Cal mirar amb ulleres violeta, les polítiques que es decidisquen i s’apliquen, cal que tinguen en compte que les dones i els homes no estem al mateix lloc al món, si açò no es contempla, tota política que s’aplique serà injusta.

Nosotras somos un grupo de mujeres que hemos decidido, con humildad pero con mucha ilusión, presentarnos a las primarias de EUPV. Somos una candidatura anticapitalista, con compañeras de la lucha feminista, la PAH, del movimiento LGTBI, de la plataforma ecologista “Petróli no, Columbretes Netes”, del movimiento obrero, de la lucha internacionalista “Asociación de Amistad con Cuba José Martí” y con jóvenes activas en el movimiento estudiantil y en el movimiento animalista.

Hemos presentado una candidatura de mujeres con el objeto de visualizar de forma clara la necesidad de apostar por el feminismo en todo proyecto transformador, como el que defiende EUPV. Sin duda, el feminismo es una prioridad política. La candidatura está únicamente integrada por mujeres porque hemos creído que así dábamos mayor énfasis a nuestra reivindicación feminista, sin querer decir con esto que en otras candidaturas no haya mujeres y hombres feministas. Pero hemos creído que esta decisión, si quieres un poco simbólica, ayudaría a enriquecer a la propia organización. En los pocos días que llevamos de campaña ya hemos visto que ha tenido efecto. En los primeros días de la campaña, la cuestión feminista era marginal en los discursos de las candidatas y candidatos de las diferentes listas. Ahora todo el mundo utiliza unos minutos de su discurso para hablar de feminismo. Esto es bueno.

Hay que mirar con las gafas violeta, hace falta que las políticas que se decidan y se apliquen tengan en cuenta que las mujeres y los hombres no ocupamos el mismo lugar en el mundo, si esto no se contempla, toda política que se aplique será injusta.

¿Cuáles son los principios que vertebran vuestra candidatura?

La nostra candidatura, com supose que ocorrerà en la resta de candidatures d’EUPV, té el seu suport en el programa que defensem a ca nostra, que no és altra que la casa comuna d’EUPV i que serà el que tractarem de defensar si tenim la confiança de la militància i ens vota. Però a més a més, el nostre treball diari en la lluita al carrer, la nostra participació en els moviments socials, en les plataformes i marees ciutadanes, fa que no hàgem de prometre a ningú que anem a escoltar les seues demandes. Aqueixes demandes són les nostres. No hem de prometre que estarem al carrer: ja estem i seguirem estant, tant si la nostra candidatura resulta la més votada com si no. El carrer és el nostre àmbit natural de treball. Som gent del carrer, la nostra lluita està en el carrer i creiem que qualsevol canvi passa pel carrer, braç amb braç amb els moviments socials, en igualtat de condicions. Som nosaltres mateixes, les integrants d’aquesta candidatura, les que estem demandant a EUPV com a organització un major esforç. Sabem que la militància està al límit de les seues energies, del seu esforç. Açò ha de traslladar-se a l’organització, als seus dirigents, als seus càrrecs públics. El nivell de l’organització ha d’estar a l’altura del nivell de la seua militància. I tot açò sota el prisma del feminisme. Hem de fer que el lema “la revolució serà feminista o no serà” deixe de ser una consigna per ser una realitat. No hi ha canvi possible si no és feminista. El capitalisme, en aliança en el patriarcat, està privant de drets a les dones, està articulant nous espais de subordinació i incrementant l’explotació i feminitzant la pobresa. Volem deixar patent la transversalitat del moviment feminista, dels problemes que arrosseguem, de la nostra lluita.

Nuestra candidatura, como supongo que ocurrirá con el resto de candidaturas, tiene su apoyo en el programa que defendemos en EUPV y que será el que trataremos de defender si tenemos la confianza de la militancia y nos vota. Pero además, nuestro trabajo diario en la lucha en la calle, nuestra participación en los movimientos sociales, en las plataformas y mareas ciudadanas, hace que no tengamos que prometer a nadie que vamos a escuchar sus demandas. Esas demandas son las nuestras. No tenemos que prometer que estaremos en la calle: ya estamos y seguiremos estando, tanto si nuestra candidatura resulta la más votada como si no. La calle es nuestro ámbito natural de trabajo. Somos gente de la calle, nuestra lucha está en la calle y creemos que cualquier cambio pasa por la calle, codo con codo con los movimientos sociales, en igualdad de condiciones. Somos nosotras mismas, las integrantes de esta candidatura, las que estamos demandando a EUPV como organización un mayor esfuerzo. Sabemos que la militancia está al límite de sus energías, de su esfuerzo. Esto tiene que trasladarse a la organización, a sus dirigentes, a sus cargos públicos. El nivel de la organización tiene que estar a la altura del nivel de su militancia. Y todo esto bajo el prisma del feminismo. Tenemos que hacer que el lema “la revolución será feminista o no será” deje de ser una consigna para ser una realidad. No hay cambio posible si no es feminista. El capitalismo, en alianza con el patriarcado, está privando de derechos a las mujeres, está articulando nuevos espacios de subordinación e incrementando la explotación y feminizando la pobreza. Queremos dejar patente la transversalidad del movimiento feminista, de los problemas que arrastramos, de nuestra lucha.

En Castellón se presentan dos listas. En un tiempo en el que, aunque criticamos el consenso de la Transición, nuestras cúpulas tienden a negar la posibilidad del debate y de elección mediante consensos: ¿qué es lo que ha hecho que haya dos listas en Castellón?

Efectivament, en les Comarques del Nord es presenten dues candidatures. Com probablement sabràs, a Castelló es va plantejar per part d’alguns col·lectius la conveniència de realitzar un procés de primàries provincials per enllestir una llista única. Però des del primer moment, alguns col·lectius i militants ens vam oposar al procés, ja que nosaltres entenem que el procés de primàries en el qual hem de participar és el que actualment està vigent, que no és altre que el que vam acordar dur endavant al si d’EUPV.

Front al “pacte de cavallers” per repartir-se la llista de Castelló, un grup de dones hem decidit prendre la paraula.

Arribar fins ací no ha sigut fàcil, ja que la nostra llista no ve avalada ni pel partit ni per cap de les corrents d’EUPV, però hem arreplegat molts més avals dels 90 necessaris, per la qual cosa creiem que un nombre important de companyes i companys han entès la nostra proposta.

Efectivamente, en les Comarques del Nord se presentan dos candidaturas. Como probablemente sabrás, en Castelló se planteó por parte de algunos colectivos la conveniencia de realizar un proceso de primarias provinciales para confeccionar una lista única. Pero desde el primer momento, algunos colectivos y militantes nos opusimos al proceso, puesto que nosotras entendemos que el proceso de primarias en el cual tenemos que participar es el que actualmente está vigente, que no es otro que el que acordamos llevar adelante en el seno de EUPV.

Frente al “pacto de caballeros” para repartirse la lista de Castelló, un grupo de mujeres hemos decidido tomar la palabra.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil, puesto que nuestra lista no viene avalada ni por el partido, ni por ninguna de las corrientes de EUPV, pero hemos recogido muchos más avales de los 90 necesarios, por lo que creemos que un número importante de compañeras y compañeros han entendido nuestra propuesta.

¿Cuáles son, en lo fundamental, las diferencias políticas que observas entre las dos candidaturas?

Les dues candidatures a les Comarques del Nord defensarem el programa amb el qual EUPV concorrerà a les eleccions. En aqueix sentit ambdues propostes representem la mateixa lluita, la necessitat d’un canvi de model que revertisca la situació actual. Una situació de frau que ha suposat el segrest de la democràcia on les ciutadanes han passat a ser mera comparsa.

Ara bé, amb la nostra proposta volem evidenciar que no hi ha canvi possible sense una aposta clara i decidida pel feminisme. Nosaltres arribem disposades a aportar la nostra lluita per a tombar aquest sistema capitalista i patriarcal que ens oprimeix com a dones i com a classe treballadora. Sens dubte, el feminisme és una prioritat política.

D’altra banda creiem que hem sabut llegir el moment històric que estem vivint. Tenim clar que el camí per a tombar al règim bipartidista i monàrquic és la summa i la confluència. Apostem decididament per una confluència no solament amb altres formacions d’esquerra, sinó sobretot amb aquells moviments socials, amb el carrer, per a mirar cap al futur, que ha de ser republicà i d’esquerres. No es tracta tant de mirar arrere i pensar en tots els mals que hem heretat del règim del 78. No es tracta únicament de posar pegats al sistema per a donar-li oxigen i donar-li una pròrroga. Creiem que necessitem un canvi rotund i per aconseguir-ho és necessari mirar al futur. Per a açò no hem d’oblidar qui són els que han modificat la constitució per a deixar-nos als peus dels cavalls del capitalisme més cruel. En les qüestions d’estat més importants, tant PP com PSOE s’han comportat d’igual manera. Quan parlem de convergir, ens referim a caminar cap a l’esquerra i per a açò no ens valen totes les companyes de viatge. Aquesta candidatura té clar els qui són els nostres enemics, el bipartidisme, el règim, els consells d’administració de les multinacionals i la banca. No caben acords amb els qui formen part d’aqueixa estafa.

La nostra candidatura aposta clarament per aprofundir en allò que EUPV creu: major democràcia interna, limitació de salaris, limitació de temps com a càrrecs públics, la revocació de càrrecs públics, la rendició de comptes, la transparència, etc. No hem d’oblidar mai que en la nostra organització som militants, no professionals de la política.

EUPV ha de ser implacable contra la corrupció, vinga d’on vinga. No valen postures tèbies.

I hem de ser implacables contra els assetjadors i els maltractadors.

Las dos candidaturas en las Comarques del Nord defenderemos el programa con el que EUPV concurrirá a las elecciones. En ese sentido ambas propuestas representamos la misma lucha, la necesidad de un cambio de modelo que revierta la situación actual. Una situación de fraude que ha supuesto el secuestro de la democracia donde las ciudadanas han pasado a ser mera comparsa.

Ahora bien, con nuestra propuesta queremos evidenciar que no hay cambio posible sin una apuesta clara y decidida por el feminismo. Nosotras llegamos dispuestas a aportar nuestra lucha para tumbar este sistema capitalista y patriarcal que nos oprime como mujeres y como clase trabajadora. Sin duda, el feminismo es una prioridad política.

Por otro lado creemos que hemos sabido leer el momento histórico que estamos viviendo. Tenemos claro que el camino para tumbar al régimen bipartidista y monárquico es la suma y la confluencia. Apostamos decididamente por una confluencia no solamente con otras formaciones de izquierda, sino sobre todo con los movimientos sociales, con la calle, para mirar hacia el futuro, que tiene que ser republicano y de izquierdas. No se trata tanto de mirar atrás y pensar en todos los males que hemos heredado del régimen del 78. No se trata únicamente de poner parches al sistema para darle oxígeno y darle una prórroga. Creemos que necesitamos un cambio rotundo y para conseguirlo es necesario mirar al futuro. Para lo cual, no tenemos que olvidar quiénes son los que han modificado la constitución para dejarnos a los pies de los caballos del capitalismo más cruel. En las cuestiones de estado más importantes, tanto PP como PSOE se han comportado de igual manera. Cuando hablamos de converger nos referimos a andar hacia la izquierda y para lo cual no nos valen todas las compañeras de viaje. Esta candidatura tiene claro quiénes son nuestros enemigos: el bipartidismo, el régimen, los consejos de administración de las multinacionales y la banca. No caben acuerdos con quienes forman parte de esa estafa.

Nuestra candidatura apuesta claramente por profundizar en aquello que EUPV cree: mayor democracia interna, limitación de salarios, limitación de tiempo como cargos públicos, la revocación de cargos públicos, la rendición de cuentas, la transparencia, etc. No tenemos que olvidar nunca que en nuestra organización somos militantes, no profesionales de la política.

EUPV tiene que ser implacable contra la corrupción, venga de donde venga. No valen posturas tibias.

Tenemos que ser implacables contra los acosadores y los maltratadores.

¿Qué valoración haces de la actual situación política, social y económica del País Valencià?

Qualsevol que haja seguit mínimament els esdeveniments polítics valencians en els últims anys (bé, hauríem de dir lustres, des que el País Valencià va començar a caminar com a autonomia), s’adonarà que la situació de degradació a la qual ens han portat els successius governs és del tot insuportable. Açò ha sigut especialment virulent en els anys en què el PP ha format govern en la Generalitat. Parlar de la corrupció valenciana s’ha convertit en un clàssic més enllà de l’estat espanyol. Per a entendre tots els vincles de la corrupció en les institucions valencianes es necessita una guia amb molts peus de pàgina. La situació és insostenible. Els casos són de tal magnitud que ja quasi ni ens sorprenen. Aquesta situació ha fet que el PP i l’actual president Fabra no puguen dedicar-se a governar, que és per al que la ciutadania els va votar. Encara que la veritat, per a governar de la forma que han demostrat que ho farien, quan entre “pelotazo” i “pelotazo” han hagut de prendre decisions, millor que estiguen quiets. Han portat al País a una situació de fallida, amb prou faenes queden trossos del que van ser els nostres serveis públics, han emprès obres faraòniques injustificables excepte perquè beneficiaven a alguns dels seus. Amb tot han aconseguit augmentar la pobresa, l’atur, l’exclusió social fins uns nivells insuportables, nivells que crèiem que eren inassolibles en un entorn europeu. D’altra banda, açò sí, han posat gran obstinació per despullar al nostre País d’allò que ens identifica com a poble. La seua lluita contra la llengua està, desgraciadament, fent efecte i pot tenir unes conseqüències terribles per a el País Valencià.

Crec que un país on els alumnes en les escoles han de ser vigilats per la policia per a evitar que protesten per les condicions indecents en les quals han d’estudiar és de tot menys democràtic. És el que tenim al País Valencià

Cualquiera que haya seguido mínimamente los acontecimientos políticos valencianos en los últimos años (bien, tendríamos que decir lustros, desde que el País Valencià empezó a andar como autonomía), se dará cuenta que la situación de degradación a la cual nos han llevado los sucesivos gobiernos es del todo insoportable.

Esto ha sido especialmente virulento en los años en que el PP ha formado gobierno en la Generalitat. Hablar de la corrupción valenciana se ha convertido en un clásico más allá del Estado Español. Para entender todos los vínculos de la corrupción en las instituciones valencianas se necesita una guía con muchos pies de página. La situación es insostenible. Los casos son de tal magnitud que ya casi ni nos sorprenden. Esta situación ha hecho que el PP y el actual presidente Fabra no puedan dedicarse a gobernar, que es para lo que la ciudadanía los votó. Aunque la verdad, para gobernar de la forma que han demostrado que lo harían, cuando entre “pelotazo” y “pelotazo” han tenido que tomar decisiones, mejor que se estén quietos. Han llevado al País a una situación de quiebra, apenas quedan trozos de lo que fueron nuestros servicios públicos, han emprendido obras faraónicas injustificables excepto porque beneficiaban a algunos de los suyos. Con todo, han conseguido aumentar la pobreza, el paro, la exclusión social hasta unos niveles insoportables, niveles que creíamos que eran inalcanzables en un entorno europeo. Por otro lado, eso sí, han puesto gran obstinación para desnudar nuestro País de aquello que nos identifica como pueblo. Su lucha contra la lengua está, desgraciadamente, haciendo efecto y puede tener unas consecuencias terribles para el País Valencià.

Creo que un país donde los alumnos en las escuelas tienen que ser vigilados por la policía para evitar que protesten por las condiciones indecentes en las cuales tienen que estudiar es de todo menos democrático. Esto es lo que tenemos en el País Valencià.

Aunque se están montando Guanyem’s locales parece que construir uno a nivel autonómico es una prioridad: ¿es coherente constituir Guanyem’s para ganar alcaldías y no construir un Guanyem para ganar la Generalitat?

Al meu parer, tan desitjable és aconseguir acords per a convergir en els ajuntaments com en la Generalitat. No obstant açò, la realitat política és diferent en cada context. Els actors i la situació és en cada poble o ciutat diferent i el que és possible en un, és del tot inviable en el del costat. Açò depèn tant de les organitzacions, siguen polítiques, socials, veïnals, etc. com de les persones que fan un pas al capdavant en les assemblees. Partint des de la voluntat, hi ha molt camí recorregut, però no és suficient. Estem davant una eina nova que cal aprendre a manejar perquè siga exitosa. Si açò és complicat en els pobles, a nivell de País la complicació es multiplica. Crec que el coherent seria intentar-ho en tots els àmbits, encara que resultat final no siga sempre el mateix.

A mi entender, tan deseable es conseguir acuerdos para converger en los ayuntamientos como en la Generalitat. Sin embargo, la realidad política es diferente en cada contexto. Los actores y la situación es en cada pueblo o ciudad diferente y lo que es posible en uno, es del todo inviable en el de al lado. Esto depende tanto de las organizaciones, sean políticas, sociales, vecinales, etc. como de las personas que dan un paso al frente en las asambleas. Partiendo desde la voluntad, hay mucho camino recorrido, pero no es suficiente. Estamos ante una herramienta nueva que hay que aprender a manejar para que sea exitosa. Si esto es complicado en los pueblos, a nivel de País la complicación se multiplica. Creo que lo coherente sería intentarlo en todos los ámbitos, aunque resultado final no sea siempre el mismo.

En una época en que se politiza la sociedad y aumenta su visión crítica sobre las/os políticas/os han saltado a la luz distintos casos de corrupción así como escándalos, tanto en el conjunto de España como en el País Valencià, que han afectado a IU y EUPV: ¿puede la clase trabajadora confiar en EUPV?

Per descomptat, com he dit abans, EUPV ha de ser rotunda en el rebuig a tot tipus de males pràctiques. En els casos de corrupció ha de ser implacable, siga qui siga el corrupte. El major patrimoni que té l’organització és la seua militància, que sacrifica temps i diners en la lluita diària contra l’assetjament de la dreta, contra la nostra esclavització. Tota la credibilitat que guanyem en el carrer, la perdem d’una plomada quan apareix un sol cas de corrupció, de denúncia d’abús sexual, etc.

L’organització ha d’actuar de forma ràpida i contundent, no solament denunciant els fets i expulsant als culpables de l’organització, sinó investigant per aconseguir descobrir a cada responsable que poguera haver estat implicat, per acció o omissió. Des de direcció d’EUPV haurien de fer-se una pregunta: quina cara se’ls queda a les militants quan en el carrer els pregunten per tal o qual cas de corrupció en la nostra organització? EUPV és una organització amb passat. Hem d’aconseguir que açò no supose haver de carregar amb una motxilla que ens llastre, sinó que supose un valor que ens projecte. Açò només ho aconseguirem sent implacables amb els corruptes i els fils que els mouen. Sols així la classe treballadora confiarà en nosaltres

Por supuesto, cómo he dicho antes, EUPV tiene que ser rotunda en el rechazo a todo tipo de malas prácticas. En los casos de corrupción tiene que ser implacable, sea quién sea el corrupto. El mayor patrimonio que tiene la organización es su militancia, que sacrifica tiempo y dinero en la lucha diaria contra el acoso de la derecha, contra nuestra esclavización. Toda la credibilidad que ganamos en la calle, la perdemos de un plumazo cuando aparece un solo caso de corrupción, de denuncia de abuso sexual, etc.

La organización tiene que actuar de forma rápida y contundente, no solamente denunciando los hechos y expulsando a los culpables de la organización, sino investigando para conseguir descubrir a cada responsable que pudiera haber sido implicado, por acción u omisión. Desde la dirección de EUPV tendrían que hacerse una pregunta: ¿qué cara se les queda a las militantes cuando en la calle les preguntan por tal o cual caso de corrupción en nuestra organización? EUPV es una organización con pasado. Tenemos que conseguir que esto no suponga tener que cargar con una mochila que nos lastre, sino que suponga un valor que nos proyecte. Esto sólo lo conseguiremos siendo implacables con los corruptos y los hilos que los mueven. Sólo así la clase trabajadora confiará en nosotros.

¿Qué problemas, de Castellón y del País Valencià, son los que más te inquietan?

En realitat els problemes són els mateixos a tot arreu. Sembla obvi que la situació d’emergència en què vivim seria el més urgent per resoldre. Atur, desnonaments, exclusió social, assetjament del patriarcat masclista a les dones, pèrdua de democràcia, pèrdua de serveis socials… la llista segueix i segueix.

No obstant açò, per ser una mica més concreta en quan a les comarques de Castelló i apuntar altres problemes, em preocupa, i molt, el que pretenen fer en les nostres terres i mars. Cas de dur endavant els projectes d’explotació petrolífera en la mar i aplicar les tècniques del fracking en les nostres comarques per a obtenir gas, les conseqüències podrien ser dramàtiques per al nostre medi natural i les nostres formes de vida.

A nivell de País Valencià, sens dubte, em preocupa molt saber amb certesa com han deixat les arques públiques els anys de govern del PP. Després de les eleccions, que de ben segur desallotjaran al PP de la Generalitat, hauríem de realitzar una profunda auditoria per a saber què hi ha darrere de més de 20 anys de robatoris. Pot ser aterridor.

En realidad los problemas son los mismos en todas partes. Parece obvio que la situación de emergencia en la que vivimos sería lo más urgente de resolver. Paro, desahucios, exclusión social, acoso del patriarcado machista a las mujeres, pérdida de democracia, pérdida de servicios sociales… la lista sigue y sigue.

Sin embargo, para ser algo más concreta en cuanto en las comarcas de Castelló y apuntar otros problemas, me preocupa, y mucho, el que pretenden hacer en nuestras tierras y mares. En caso de llevar adelante los proyectos de explotación petrolífera en la mar y aplicar las técnicas del fracking en nuestras comarcas para obtener gas, las consecuencias podrían ser dramáticas para nuestro medio natural y nuestras formas de vida.

A nivel de País Valencià, sin duda, me preocupa mucho saber con certeza cómo han dejado las arcas públicas los años de gobierno del PP. Después de las elecciones, que a buen seguro desalojarán al PP de la Generalitat, tendríamos que realizar una profunda auditoría para saber qué hay detrás de más de 20 años de robos. Puede ser aterrador.

Si EUPV gobernase y estuviese en tus manos, ¿cuál sería la primera medida que tomarías a nivel de País Valencià?

Obrir portes i finestres. Les finestres perquè entre l’aire, que deu estar enrarit després de tants anys de governs del PP, i les portes perquè la gent participe dels canvis necessaris.

Crec que és necessari fer una auditoria per a començar a governar sabent amb quins recursos comptem, quina part del deute és legítima i quina no. Açò ens permetria treballar per a recuperar els serveis públics, etc. Arreplegant l’esperit de la Marxes de la Dignitat, treballaria per a tractar que cadascuna de nosaltres dispose de pa, treball, sostre i dignitat amb la màxima urgència possible.

Abrir puertas y ventanas. Las ventanas para que entre el aire, que debe de estar enrarecido después de tantos años de gobiernos del PP, y las puertas para que la gente participe de los cambios necesarios.

Creo que es necesario hacer una auditoría para empezar a gobernar saber con qué recursos contamos, qué parte de la deuda es legítima y qué no. Esto nos permitiría trabajar para recuperar los servicios públicos, etc. Recogiendo el espíritu de la Marchas de la Dignidad, trabajaría para tratar que cada una de nosotras disponga de pan, trabajo, techo y dignidad con la máxima urgencia posible.

¿Y a nivel de Castellón?

No diferiria massa del que faria en la Generalitat. Encara que les diferències competencials són grans, des dels ajuntaments es poden promoure polítiques d’ocupació i habitatge, per exemple, que ara estan paralitzades. En qualsevol cas governaríem amb les portes obertes en un ajuntament participatiu per a veure quines són les necessitats més urgents. Encara que com he dit abans, tal com han sigut saquejats els nostres recursos, el treball no serà fàcil. Encara que estic convençuda que ho aconseguirem.

No diferiría demasiado de lo que haría en la Generalitat. Aunque las diferencias competenciales son grandes, desde los ayuntamientos se pueden promover políticas de ocupación y vivienda, por ejemplo, que ahora están paralizadas. En cualquier caso gobernaríamos con las puertas abiertas en un ayuntamiento participativo para ver cuáles son las necesidades más urgentes. Aunque como he dicho antes, tal como han sido saqueados nuestros recursos, el trabajo no será fácil. Aunque estoy convencida que lo conseguiremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *