En el Perú…

El escenario es precioso…

En el Perú el cielo y la mar aún se aman. Se reflejan y reflejándose desaparecen para envolverse en el motivo de sus sueños: el cielo se llena de suave oleaje, la mar de brava brisa, y allá, en el más íntimo lugar, allá, donde ninguna fuerza es capaz de quebrantar ni un instante su amor, allá se funden en pura pasión, y el cielo y la mar se tornan rojos, y el cielo, dejando de ser cielo es el más bello cielo que pudiera existir, y la mar, dejando de ser mar es la más bella mar que pudiera existir. Allá, el cielo y la mar, compartiéndose, dejando de ser, son más cielo y más mar de lo que nunca fueron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *