El PCPV de l’Alacantí durante 2014

Dejo, aquí, este texto a modo de rendición de cuentas sobre mi actividad en el PCPV de l’Alacantí durante 2014.

El 26 de enero de 2014 tuvo lugar una Conferencia Comarcal del PCPV de l’Alacantí. En aquella conferencia se votó que el futuro comité fuese de sólo nueve miembros. Aquí tuvimos un importante debate: las distintas posturas del Partido requerían un comité lo más amplio posible que reflejase todas las opiniones y en el que se pudiese trabajar sin que los previsibles enfrentamientos obstaculizasen el trabajo. Sin embargo, la demagogia se impuso, con argumentos tales como: “¿para qué queremos un comité amplio si luego la gente no participará?” o “con un comité grande es más difícil trabajar”. Se limitaba el número de miembros del Comité Comarcal por decreto: se imponía, frente a las necesidades políticas, una cuestión sin sentido alguno. Los órganos son órganos de dirección: no son órganos de trabajo. Los órganos trabajan, porque tienen que trabajar, y están hechos para ello, pero están para orientar a la organización, para situar cuestiones políticas y debates, para hacer avanzar al conjunto de la militancia del Partido. Y es importante, pues, que estén compuestos además de por camaradas para las distintas secretarías y necesidades orgánicas, por todas aquellas personas que tengan algo que aportar políticamente, y en distintos grados –invitación y pertenencia- aquellas/os camaradas que en el futuro también dirigirán la organización. Un órgano de dirección grande es inútil porque habitualmente no hay dirección de las reuniones, que son una jaula de grillos. Y es que, si es una cuestión de que al pasar de nueve miembros no se puede trabajar, esta cantidad de miembros debería ser la máxima para todos los órganos, incluso para el Comité Federal. Un sin sentido. Pero perdimos aquella votación. Nueve. Fuimos elegidas cinco personas de una lista y cuatro de otra.

En aquella conferencia presenté una resolución que fue aprobada por amplia mayoría con distintas cuestiones sobre la democracia, el centralismo democrático y el leninismo, frente a las posturas de la dirección de País Valenciano, y que vertebrarían el trabajo del PCPV de l’Alacantí durante los siguientes meses, y que adjunto al final del presente escrito porque reflejan la postura política con la que trabajamos hasta el último momento. Además, pedimos al PCPV que difundiese esta resolución por los mismos cauces que la otra resolución a la que ahí se hace referencia. Caso omiso.

El 6 de febrero el nuevo Comité se reunió por primera vez. Quienes salimos por la lista mayoritaria intentamos el diálogo pero fue imposible llegar a un acuerdo. Y fruto del intento de llegar a un acuerdo el resultado fue que nos quedamos sin acuerdo de ningún tipo y no impusimos la mayoría. Finalmente, el 15 de febrero, en una nueva reunión, y tras intentar el diálogo nuevamente, hicimos una propuesta concreta, que fue aprobada por nuestros cinco votos, contra tres votos en contra y una abstención. Fui elegido responsable de organización.

Entonces nos pusimos a trabajar: el 21 de febrero aprobábamos los primeros planes de trabajo y ese mismo mes se convocó una reunión de la Secretaría de la mujer para intentar dotarla de militancia. El comité se ponía en marcha y tardaría en organizar sus primeras actividades y dar sus frutos.

Los últimos dos planes de trabajo, de la lista minoritaria –esa que se llena la boca de marxismo-leninismo y que es más roja y responsable que nadie para con el Partido-, no serían presentados y aprobados hasta el dos de abril. No habíamos empezado a trabajar y en el Comité Comarcal ya teníamos dos velocidades distintas, que arrancaban con mes y medio de diferencia.

En abril organizamos las dos primeras actividades. Una de ellas en Sant Joan, a pesar de tener allí a un solo militante. Y es que este Comité siempre veló por intentar trabajar para la comarca, desde este primer acto hasta las reuniones en Campello –boicoteadas por el sector minoritario del Comité- para intentar organizar y poner en marcha a la militancia de allí. Además, en abril tuvimos también el honor de recibir a Manolo Monereo en Alicante para hablar sobre la revolución democrática.

El Comité Comarcal se reunía y funcionaba: organizamos asambleas comarcales –con debate político y no sólo con cuestiones técnicas-, y además desde la responsabilidad política cada cierto tiempo nos dirigíamos a la militancia. Bajo nuestra dirección se constituyó también el Comité Local del PCPV de Alicante, avanzando en la construcción de la organización y en dotarlo de los órganos adecuados.

Ya en septiembre, y tras haber tenido tiempo para preparar actividades, tuvimos a Alberto Arregui para hablar de El Manifiesto comunsita y abríamos el canal de Youtube del Comité Comarcal (https://www.youtube.com/channel/UC-dioah2OmbUhbJ-Y1IXdOg); en octubre comenzamos a debatir los cuadernos de formación de la FIM: “¿qué es el marxismo?” y “la concepción marxista de la historia”, concretando la necesidad de formar cuadros para nuestra organización y poniéndonos a ello. Además, hicimos un acto sobre Pasionaria.

Mandábamos agendas –y lo hacíamos con criterio político, priorizando actividades-, actualizamos las bases de datos del Partido, hicimos otras tareas que no llegaron a salir adelante –como unos carteles sobre Pasionaria que el Comité se negó a aprobar y donde no impusimos nuestra mayoría-, mandábamos a la militancia una rendición de cuentas mensual, entre marzo y abril teníamos ya todo organizado para poder ir a la fiesta del PCE en septiembre.

Hicimos un buen trabajo. Mientras, sufríamos el boicot de la minoría, por lo cual las reuniones del Comité pasaron de ser quincenales –salvo excepciones- a tener una menor periodicidad. También sufríamos el boicot de la dirección de País Valenciano, que nos ignoraba sistemáticamente y que nos impuso, a modo de muestra, las personas que vinieron a la entrega de carnets, sin diálogo y sin darnos opción. En septiembre, un camarada tuvo que dejar el Comité e ingresó otro, y reorganizamos las responsabilidades. La minoría se negó y nunca nos dio –para que se ocupase el nuevo camarada- las contraseñas del twitter y del facebook, por lo que nos vimos obligados a abrir nuevos canales de comunicación. Ejerciendo el mayor individualismo burgués posible y apropiándose de las herramientas colectivas, de las herramientas del conjunto de la militancia de la comarca de l’Alacantí, la minoría intentaba imponer su dictadura, sectarismo e izquierdismo, para obstaculizar nuestro trabajo.

El 28 de noviembre, recibí un mail en el que se me informaba de mi “suspensión de militancia hasta la resolución del expediente”. Recurrido en diciembre, el 3 de febrero me escribe mi camarada instructor, a quien el 9 de marzo le comunico que ya estaba recurrido al federal. Mi pecado: unos tweets sobre las primarias de EUPV –algunos creemos en la libertad de expresión- y un post en facebook donde, con bruscas palabras, señalo que hay ratas en el Comité que nos intentan hundir.

No obstante, todavía había cerrado un último acto, que tuvo lugar el 14 de noviembre, con Ginés Fernández, sobre “la prensa y la crisis del capitalismo”.

No estoy –me han borrado- dado de alta en el DAR –en la base de datos del PCE-, así que tengo pendiente un expediente en una organización de la que no soy miembro.

Dejo, aquí, este texto a modo de rendición de cuentas, y para que se sepa que, si desde el 14 de noviembre no se ha reunido el Comité Comarcal, no ha habido asambleas comarcales, no se han organizado actos y ya no se manda la agenda ni se hace ninguna actividad, es porque desde entonces y de forma brusca –estaba preparando entre otras actividades unas jornadas sobre Vicente Romano que iban a ser muy bonitas- ya no puedo dirigir, junto a mis camaradas, el Partido.

En Alicante, a 10 de abril de 2015.

Resolución del PCPV de l’Alacantí sobre la postura del Comité Nacional del PCPV con respecto al proceso de elección de candidaturas europeas

Ante la resolución del Comité Nacional del PCPV del pasado 11 de enero el PCPV de l’Alacantí quiere manifestar lo siguiente:

1º El PCPV de l’Alacantí considera que la propuesta de nombres para la lista a las próximas elecciones europeas que desde el PCPV se transmitió al Consell Nacional d’Esquerra Unida no fue debatida correctamente, al no haber sido consultada la militancia del PCPV. El PCPV de l’Alacantí es conocedor del plazo tan limitado de tiempo que se daba desde los distintos niveles de la dirección de IU, pero considera que en cualquier caso la situación no justifica una imposición de la dirección del Partido a las bases, por ser un hecho contrario al centralismo democrático.

2º El PCPV de l’Alacantí considera que, fruto de un debate inexistente en el seno de la organización, no es posible pedir la asunción de los acuerdos de los órganos superiores al conjunto de la militancia. El PCPV de l’Alacantí, firme defensor del centralismo democrático, considera que sin la participación de las bases no se puede construir el Partido para la revolución del siglo XXI, y reclama que, en casos como el presente, se respete la militancia y disciplina consciente de las bases del Partido, y no se opte por construir un Partido de “arriba a abajo”.

3º El PCPV de l’Alacantí muestra su disconformidad ante el hecho de que el primer Comité Nacional del PCPV haya tomado la decisión de reprobar a dos camaradas antes de hablar con las mismas, considerando que no ha seguido un procedimiento adecuado. El PCPV de l’Alacantí considera que podría haber aplazado la decisión y haber dialogado con las camaradas antes de reprobarlas, si hubiese valorado que hay elementos para ello, pues supone una clara vulneración de sus derechos el sancionarlas sin que hayan podido ejercer su derecho a la defensa.

4º El PCPV de l’Alacantí considera que el incorrecto planteamiento del centralismo democrático tiende a construir organizaciones monolíticas en las que la falta de democracia y debate interno las acaban dejando fuera de la realidad concreta de la lucha de clases, inutilizándolas para organizar la Revolución Socialista e incapacitándolas para ejercer el papel de vanguardia con la clase trabajadora. En este sentido el PCPV de l’Alacantí considera el centralismo democrático como la herramienta fundamental para el buen funcionamiento del Partido, pero entiende que debe ser correctamente aplicado, de forma que la dirección del Partido sea siempre de las bases, y no se convierta en un instrumento de la dirección para dirigir el Partido sin control alguno.

5º El PCPV de l’Alacantí, tras la visible división que hubo en el anterior Congreso, considera que estos modos del nuevo Comité Nacional del PCPV en lugar de ayudar a cohesionar al Partido profundizan en la división interna del mismo. El PCPV de l’Alacantí considera que sólo sobre el centralismo democrático pueden cerrarse las divisiones internas, construyendo un Partido que represente al conjunto de la militancia, y la aglutine en torno a la lucha por el socialismo y la revolución social.

6º El PCPV de l’Alacantí considera positivo el hecho de que la candidata presentada por EUPV a IU Federal sea una militante comunista del PCPV.

7º El PCPV de l’Alacantí considera que la actuación de Esther López se enmarca dentro de la disciplina propia que se debe exigir a una militante comunista en el marco de EUPV, al haber defendido la candidatura de una militante del PCPV. Los/as leninistas consideramos innecesario justificar el que, en el marco de EUPV, la militancia del PCPV se defienda y apoye entre ella, y entiende que decisiones como la de Esther López –defender una candidatura de otra camarada- es una iniciativa y una toma de responsabilidad que debe ser ejemplo para nuestra militancia.

8º El PCPV de l’Alacantí llama al Comité Nacional del PCPV a respetar la soberanía de EUPV, y le pide que rectifique su postura sobre Marina Albiol, pues ha sido el conjunto de EUPV quien ha elegido a Marina Albiol como candidata de la federación, y pedimos que se defienda esta decisión en todos los órganos, ya sean del Partido Comunista de España, ya sean de Izquierda Unida. Cualquier otra postura entendemos que vulnera la responsabilidad política del PCPV con respecto a EUPV, su proyecto estratégico para la emancipación de la clase trabajadora y los sectores populares. Consideramos una gran irresponsabilidad mostrar actitudes de confrontación con las decisiones tomadas por EUPV pues ponen en riesgo dicho proyecto en un momento crucial para la lucha de la clase trabajadora.

9º El PCPV de l’Alacantí exige que se difunda esta resolución por los mismos medios en los que se transmitió la resolución a la que aquí nos referimos, para que el centralismo democrático sea un hecho, y no mera palabrería, y todas las sensibilidades que hay en el seno del PCPV reciban el mismo trato. De lo contrario, el PCPV de l’Alacantí se reserva el derecho a difundir esta resolución mediante los canales que estime oportunos, en la firme voluntad de construir el concepto adecuado y que necesita nuestro Partido de centralismo democrático.

En Alicante, a 26 de enero de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *